Ni es negra, tampoco blanca

No llorare mas por ti y tus vaqueros muy gastados

en tu armario y el mio ya estan doblados

no se planchan ya juntos pero se ponen ajustados

Ya no reire mas por mi y mis penas enquistadas

en tu cuarto, que era el mio

hoy reire mas por ti con estas encias roidas

en tu armario catare al viento tristes melodias y dejare

nuevos aires de alegrias perdidas donde estare

en donde con mi nueva guitarra esperare

otra triste cancion que revelare

bajo un manto de extasia

dos somos ya uno y ese son que escribire

no sera sin duda de alegria

y fraternal ilusion

por un viejo amor

triste dicotomia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up