Ateo

Cuando el olvido se hace patente 

Cuando en el momento se vuelve presente

Se hace dueño del humo 

Es su sueño lo que yo fumo 

La luz que no se arrodilla al verme pasar 

la que se ve en la oscuridad danzar 

en el grito ahogado de un caminar 

,

Donde no existe el porque que se deja llevar 

Donde el encontrarlo es pura casualidad 

La cantidad que se vuelve sentido 

La cualidad es parte de un mirar 

No me cuentes lo que pasa 

Pasa y hablame de tu andar 

De tu callar 

,

Pensando que siempre he conseguido 

En el languido susurrar de un suspiro 

Encerrar dentro de un muro una sospecha 

Un te quiero seguido de una promesa 

Con miles de silencios vagabundeando 

No te pares 

sigue andando 

No exageres 

te estoy hablando 

Coge del blanco de tus ojos 

Lo que de ellos se esta reflejando 

,

Lo que ya no ries, ya no silbas, ya no piensas 

Solo en silencio de tus hechuras, hablas 

Coges del ruido de una noche las alas 

Vuelas asi sin miedo al horizonte 

los trapos colorados que cogiste en el monte  

ruedan en silencio mientras los alejas 

Son mias no tuyas 

estas tejas 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up