Ruegos

Husmeando entre todas mis miserias

fui encontrando solas las piedras

de otros que me las habian tirado

era que por bien las habian rebuscado

,

habia alli tontos sin su camisa

labios de marmol con bonita sonrisa

jarras que ya se habian vaciado

sin que sus buenas madres

les hubieran metido prisa

,

habia tambien supuestos sabios

que empezando con verbo lento

contaban extraños ritos

pintando la mona en todos sus cuentos

sordomudos y ciegos que nos brindaban sus mitos

y yo no me los sabia todos

ahora creo que miento

,

eso es lo que fui encontrando

en la vida que iba caminando

si no la haces tuya por mucho que vayas contando

sera la historia de otro la que cuentes

ese al que mas maldigas

y que de el menos lamentes

,

asi que pasa, corre, tropiezate, levantate y vuelvete a caer

mientras quede un hervor de sangre en tu piel

siempre habra quien de no tener

venga tus letras con malicia a leer

y que de tanto dejarse los labios sin piel

vaya consiguiendo de tu vida saber

todo lo que en el colegio no han aprendido

contra la pared todo el dia

y con las orejas de burro entretenidos

,

creando de todo falsos enredos

modifican sus falsas dotes

para que uno y uno siempre sean tres

ese es el fin de todos de los mediocres

que dando patadas a los botes

y de tanto contar con los dedos

se les han quedado afilados

sin dueño a las monedas reñido

y la nada, que suena a todo el pescado vendido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up