Lloviendo

en un cielo de tinta embaldosado 

por donde circula el corazon

cuando este ya no vale

la respuesta no es solo nuestra

al estar secuestrado por la razon.

,

ruedan los dados, cambian los naipes

historias de partida siniestra

donde vivimos encolados

encima de  acero mojado

secuestrados por mano diestra

esta que virtudes nos resta

por todos lados

,

reos de ella por inocencia e ilusion

por nuestra libertad y disposicion

contando siempre el mismo ridiculo cuento,

que habla de religion

,

atrapados por el ruido del momento

del reloj, de su tiempo,

canto de sirena que choca contra cristal pintado

preso de la propia pasion de ser libre 

luz puesta en donde tenemos la testa

lugares que en papeles de borde ajado

y con raices bordado

tira ramas de arboles caidos, de venas abiertas

donde se cuelan mil pies por debajo de las puertas

,

cuando esto nos vale

la respuesta es nuestra

al condenar esa mision.

que humanidades nos resta

al ser presos por dedicacion

a nuestra propìa sumision

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up